About

Muchas veces quise encontrar un lugar de bdsm donde se hable de la parte real y no de la parte fantástica, histórica o didáctica una visión de kienes practicamos el bdsm Real y no solo la parte de goce alternativo en una relación En este blog solo hablo de algunas cosas ke llegue a practicar o ver en el bdsm durante unos 12 años, por ningún motivo estoy recomendando o alentando al público a practicarlas. ver mas sobre mi

EL EXTINTO BDSM

Para Aliz.

Hace poco me preguntaban cual era mi visión del BDSM, a lo cual respondí que yo lo veia como una orden masonica o vampirica, con estructuras y posiciones bien definidas. yo comencé hace muchos años cuando el BDSM de verdad era Tabu ( no como ahora ), los que estábamos interesados debíamos investigar a fondo como siguiendo una voz que nos llamaba a meternos en las profundidades de una cloaca misteriosa, había que leer libros en bibliotecas ( libros reales ya saben con hojas de papel ) esos libros eran muy difíciles de conseguir. y pasaban de voz en voz "escuche que en tal biblioteca hay un libro que dedica un capitulo competo al sadomasoquismo".



Había quienes tuvieron la suerte de contar con mentores, los cuales aceptaban adeptos con potencial, no buscaban sesiones sino compartir sus conocimientos, dedicaban especial cuidado en elegir a sus discípulos los cuales aprendían con interés las enseñanzas de sus mentores quienes a menudo habían viajado al extranjero trayendo conocimientos exóticos sadomasoquistas.

en esas épocas era terriblemente difícil que un amo se rebajara a "suplicarle" a 3 o 4 sumisas, por lo regular un amo se fijaba una meta, una sumisa que llenara sus expectativas, el amo era el "anfitrion" termino que me enseño Aliz curiosamente una invitada (sumisa) muchos años menor que yo pero con gran conciencia de las viejas tradiciones.

El Anfitrión (amo) llevaba al Invitado (sumis@) a su mundo, a su casa, el anfitrión era el encargado de enseñarle las reglas y métodos de comportamiento, las técnicas, los castigos, el SSC no estaba bien definido pues el invitado confiaba plenamente en el anfitrión y este se comprometía a moldear el cuerpo y mente de su invitado con responsabilidad, el sexo estaba en segundo plano por completo, estábamos hablando de BDSM, muchas veces el sexo no tenia cabida en una sesión al grado que tener dog training y sexo era considerado zoofilia.

hace años estábamos dispersos en clanes y reconocíamos jerarquías, nos buscábamos entre nosotros, hacíamos alianzas y eramos celosos de nuestros conocimientos, pero los compartíamos de buena manera entre los nuestros, no buscábamos adeptos o invitados, solo buscábamos reencontrarnos y hacer una comunidad de los nuestros.

los vainilla sabían de nuestra existencia, y nos veían con miedo y fascinación, algunos querían entrar a nuestro mundo pero no se los permitíamos si no veíamos el potencial en ellos, incluso los disuadiamos con relatos reales sobre desgracias en nuestras practicas.

hoy en día, los nuevos amos tienen que "convencer" a una sumisa para sesionar con ella, es raro ver el "abrazo" en las nuevas generaciones, solo los mas antiguos conservan el toque para seducir a la "invitada" y hacer que sea ella quien pida la aceptación del anfitrión. 

la información está tan a la mano que se ha llegado a tergiversar, cualquiera tiene una opinión, es curioso ver neofitos dando consejos aun sin experiencia, invitada o practica siquiera.

Nuestro mundo se llenó de vainillas queriendo salir de la monotonía en la alcoba, modelitos rechazadas que ven en el Fetish su oportunidad de brillar a través de un medio y posan atadas o sometidas sin tener idea de lo que es entrega.

Pajilleros cuya madre es la única referencia femenina que tienen y ven en el BDSM la oportunidad de encontrar una sumisa que pueda enseñarles algo de su cuerpo para poder descargar sus ansias o los "Fan-Greys" que buscan espejismos en un mar ya de por si lleno de falsedades.

La opción es adaptarse o desaparecer, evolucionar, atender las demandas del mercado, con ello buenas cosas han salido, la difusión de practicas en pro-del reconocimiento del movimiento y la aceptación de sus participantes con mucho éxito y compromiso.

con esto no pretendo desacreditar en lo absoluto a ningún miembro, grupo, o practica del BDSM, incluso los pajilleros enriquecen nuestra fauna llena de diversidad y tolerancia. Simplemente hago una descripción de lo que a mi me toco vivir antes de que el BDSM fura tan abierto y accesible al publico. Incluso yo mismo preparo reuniones donde muestro a los vainillas parte de nuestro mundo, a manera de circo para que se asombren y me den mi dosis de ego.

pero al final regreso a mis dominios a seguir mis preceptos, mis reglas y mi ideología y de vez en cuando me doy permiso de tomar un té con los mios, hablar de anfitriones e invitados sorprendernos con nuestras hazañas. 

4 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    Jajajajajaja :) "exigencias del mercado"... Imposible negar la cruz de su parroquia, verdad Señor Darkfolk?

    Saludos

    911

  2. Anónimo says:

    Que opinas sobre - Fifty Shades of Grey- de Sam Taylor-Johnson?
    Que opinas del director?
    Tienes un altar dedicado a la trilogia?

Leave a Reply