About

Muchas veces quise encontrar un lugar de bdsm donde se hable de la parte real y no de la parte fantástica, histórica o didáctica una visión de kienes practicamos el bdsm Real y no solo la parte de goce alternativo en una relación En este blog solo hablo de algunas cosas ke llegue a practicar o ver en el bdsm durante unos 12 años, por ningún motivo estoy recomendando o alentando al público a practicarlas. ver mas sobre mi

Los vainillas estan enfermos

Afortunadamente nunca me ha tocado que alguien me diga enfermo por mis gustos BDSM, pero he sabido de uno que otro caso a quien si se lo han dicho, pero al final de cuentas hagamos un recuento de quien verdaderamente esta enfermo. ( por supuesto que estoy generalizando)


INFIDELIDAD
En las relaciones vainilla la infidelidad y los engaños están a la orden del día, no hay confianza, el novio o novia, aprovecha la oprtunidad para poder disfrutar de otra "carne"  al cobijo de la clandestinidad, lo cual deriva en mentiras, trampas, y un sin fin de elementos que destruyen a la pareja. 

Las relaciones BDSM estan basadas en la confianza, cada miembro plantea sus puntos desde el principio, se pactan conductas, practicas incluso puede pactarse el sesionar con multiples parejas, cada miembro esta enterado de las actividades del otro pues la seguridad es un pilar básico en las relaciones BDSM 

INSULTOS Y HUMILLACIONES
En las relaciones vainilla "me han contado" que nada ofende o humilla mas que el menospreciar a la pareja, es decir voltear a ver a otra persona mientras se esta con la pareja, ser más cortés o atento con otras personas, cortar comunicación, hacer comentarios acerca de su físico, su familia, la forma en la que come o se ve.

Las relaciones BDSM los insultos no son reales son elementos para crear una atmósfera que se adecue a la fantasía de los que están jugando, la humillación permite aflojarse y superar limites o llegar a puntos en el juego que lo hacen mas pasional.


GOLPES
En las relaciones vainilla se llega a dar el caso de abusos físicos, tanto de el como de ella, desde el leve empujón, pasando por el pellizco cuando alguno voltea a ver a otra persona, incluso golpes o arañazos mas severos producidos por la frustración de no poder llegar a un acuerdo por medio de las palabras.  

En las relaciones BDSM los golpes son acordados y sirven para estimular o corregir, se sabe la cantidad exacta y la frecuencia de estos, se puede parar en el momento que se deseé y dañar mas halla de lo pactado es "SACRILEGIO", en el BDSM los golpes son producto de la pasión o el acuerdo y no de la violencia o la frustración.  

DEPENDENCIA
En las relaciones vainilla los celos e inseguridades generan un apego mal sano a la otra persona, se busca estar con ella no por el placer de estarlo sino porque ya no se puede vivir sin ella, hay hostigamiento, invasión a la privacidad chantajes morales, la tipica acusación por eventos del pasado para generar culpa etc.

En las relaciones BDSM la dependencia se da por cierta adicción pasional al dar o recibir educacion, se esta esperando el mensaje con una orden o la foto de la sumisa cumpliendola, se pasan días y noches conectados o sesionando, contandose sus profundas fantasías y cediendo al otro aspectos de su vida no por obligación o correspondencia sino para sentir con mayor intensidad la dominación y sumisión del otro.  


y así podría seguir y seguir con la lista interminable de monstruosidades terribles que los vainilla suelen practicar, por supuesto no hay que vanagloriarnos pues los BDSM tenemos algo de vainilla en nuestra sangre que si se combina con nuestras practicas puede traer resultados desastrosos. 

4 Responses so far.

  1. Anónimo says:

    Desde el inicio los "sangre limpia" o noble desprecian a los sangre mestiza XD
    Una Cabra libre ;)

  2. Me agradó mucho este post y tienes razón. De repente la manifestación hegemónica de la sexualidad, "la gente vainilla" suponen ciertas prácticas que si bien son parecidas. (De cierta manera) a las que ofrece el bdsm, dejan dos elementos muy importantes: el goce/placer de las personas y la VOLUNTAD. Y ya recuerdo que hace poco leí un artículo de una persona en estudios de género que decía "al parecer el dolor/ el sufrimiento es parte esencial en la vida de las personas, como si el ser desdichados tuviera un sinfín de recompensas que le dan sentido a nuestra vida". Jajaja y ahora creo que esa premisa podria justificar el porqué de las relaciones tan violentas. Ahhh, pero eso sí...los practicantes de bdsm y demás son los seres malignos y perversos.....ya no sé si es una cuestión de moralidad, de construcción genérica, o ya de plano de una "no consciencia" de la vida.....Pero en fin....Saludos!! :D

  3. Mio !! muchas gracias por leer y por tu comentario tienes toda la razón al final de cuentas lo que importa es disfrutarlo y que mejor compartirlo con alguien en quien confias y te la pasas bien !

  4. Anónimo says:

    A veces, la diferencia está en la aceptación de la naturaleza de uno...
    aceptar que nos gusta el bdsm, en nuestro caso, nos torna más honestos con nosotros mismos que aquellos que son vainillas.

Leave a Reply